Recursos de Domingo Bautismal

Celebrar el Bautismo

24 de abril de 2022

El domingo del bautismo es un día para que las iglesias de la CBS celebren las profesiones de fe en respuesta a la evangelización. Dios está utilizando los esfuerzos de evangelización para preparar una cosecha de nuevos creyentes, y se anima a las iglesias de toda la convención a que pidan a la gente que responda al llamado de Dios a la salvación y que luego dé el primer paso de obediencia bautizándose.

Tras vivir este Domingo especial, envíanos el vídeo y/o las fotografías del servicio a bharris@alsbom.org. Con tu permiso, nos gustaría utilizar el vídeo y las fotos en nuestros canales de redes sociales, para celebrar lo que Dios está haciendo.

Quién es el Tuyo Devocional de 40 días

Compromete a los miembros de tu iglesia a rezar y tener conversaciones con "el suyo" durante 40 días antes del Domingo Bautismal, empezando el 30 de julio. El devocional está también disponible en la aplicación YouVersion (Bíblia).

¿Por qué Domingo Bautismal?

J.D. Greear, pastor de la Iglesia Principal, defiende por qué tu iglesia debería utilizar el Domingo Bautismal como una oportunidad de evangelización. Greear y Johnny Hunt, vice presidente senior de evangelización y liderazgo de NAMB, también contesta estas preguntas referentes al bautismo en una serie de siete vídeos incluidos en las Preguntas Frecuentes siguientes.

Puedes ver los vídeos en esta página, o hacer clic en el botón siguiente para leer el blog de J.D. explicando la importancia del Domingo Bautismal. 

Preguntas Frecuentes

El Domingo Bautismal es un día para que las iglesias SBC celebren juntas la profesión de fe, en respuesta a la evangelización. Dios utiliza esfuerzos evangelísticos para preparar una cosecha de nuevos creyentes y las iglesias de la convención animan a la gente a responder a la llamada de Dios para la salvación, y dar el primer paso a la obediencia siendo bautizado.

Para estar seguros, algunas iglesias han utilizado la respuesta inmediata a la llamada de bautismo como un truco publicitario. Pero también sabemos que cada bautismo registrado en el Nuevo Testamento es espontáneo e inmediato--nunca hubo un intervalo entre el momento en que una persona confió en Cristo y en el que fue bautizado. No deberíamos descartar el modelo bíblico, que algunos han manipulado o mal utilizado.

Necesitamos preocuparnos de que cada persona que se presenta para ser bautizado comprende el evangelio y el significado de lo que está haciendo, y debemos tener pastores y consejeros disponibles para hablar con ellos. Pero el bautismo es el primer paso para la obediencia, no la señal de haber alcanzado un nivel de madurez espiritual. Deberíamos preocuparnos también por no crear barreras extra bíblicas a la obediencia.

En el fondo, la invitación a ser bautizado es una llamada para responder a Jesús, rindiéndose a sus mandamientos. Comienza articulando claramente el evangelio y cómo responder con fe a esas noticias--no asumas que, incluso aquellos que han crecido en la iglesia, pueden entender eso. Explica la naturaleza simbólica del bautismo como un símbolo público de un compromiso para seguir a Jesús, del mismo modo que una alianza es un símbolo de un compromiso de matrimonio. Posiblemente querrás abordar de forma proactiva las objeciones al bautismo más comunes (ver Preguntas Frecuentes adicionales en esta página).

Una persona que acaba de ser bautizada ha dado, posiblemente, su primer paso a la obediencia, en una vida de discipulado, y nuestras iglesias deben dar prioridad a ayudarles a crecer en su fe. Seguir individualmente a cada persona, para asegurarnos de que comprende su siguiente paso en seguir a Jesús, y para asegurarnos de que está conectado con alguien en tu iglesia que puede continuar disciplinándole.

Prepara a los pastores y consejeros para responder a esa gente que afirma desear ser bautizada y hazles saber lo contento que estás de tener esta conversación con ellos. Explícales que el acto del bautismo es solo un símbolo--es insignificante si no representa un arrepentimiento auténtico y de fe en su vida. Hazles saber que van a dar un primer paso valiente y que te encantaría hablar con ellos un poco más antes de ser bautizados. Di claramente que no es un "no", sino un "no ahora".